viernes, 14 de agosto de 2009

Al final del camino: ¿Para qué escribimos?

Antes de comenzar con la entrada reglamentaria, quiero agradecer a todos los seguidores de EscrituraLandia. ¡Ya somos 50! ¡Que me da un patatús!

¡FA! Y eso que todavía no cumplimos ni medio año... Quizás para el año somos 100!!

Ése será el reto entonces.
Así que ¡¡ muchas gracias a todos/as !!

Porque la finalidad del blog es que a ustedes les guste y, sino, me avisan que cierro el boliche. Porque para hablar conmigo misma tengo el Twitter (hehehe xD)

Bueno, hablando de finalidades...
---------------------------
¿Alguna vez se pusieron a pensar para qué escriben? No por qué, sino PARA qué. No cuál es el motivo por el que empezaron a escribir algo, sino para qué lo continúan haciendo. ¿A dónde esperan llegar? ¿Cuál es el objetivo de escribir?

¿El placer? ¿Por sí mismo, como única satisfacción?
¿Publicar? ¿Hacer dinero? ¿Hacerse famoso?
¿Para qué? ¿Para qué seguimos escribiendo una vez que empezamos?
¿Seremos, acaso, víctimas de alguna fuerza superior a nosotros que nos impide abandonar la tarea? ¿Por qué la sola idea de tirar a la basura la escritura de todo un día nos causa un escalofrío?

¿Para qué conservamos ese pedazo de papel, ese cuaderno, ese archivo de la compu, esa servilleta en la que escribimos unas líneas en apuro, para qué conservamos eso como si fuera nuestro más preciado tesoro?
Dicen que toda actividad humana está orientada hacia un objetivo, ¿cuál es en el caso de la escritura?

Supongo que dependerá de cada practicante. No todos lo hacemos por la misma razón.

A ver si me sale dar algunas opciones :

(marque lo que corresponda- solo una opción)

  • Escribimos para aprender a escribir. Diría que esta es la opción más "profesional". Vemos a la escritura como una práctica y, como tal, mejora con la experiencia. Escribimos para ser mejores cada vez.
  • Escribimos para comunicarnos. Con otros y/o con nosotros mismos.
  • Escribimos para expresarnos y "sacar todo de adentro". La escritura muchas veces ayuda a transportar lo que tenemos en la mente. Algo que nos perturba, inquieta, emociona, aterra, etc., puede querer salir al exterior y ¿qué mejor que la escritura para eso?
  • Escribimos para vivir. Para saciar una necesidad que se nos presenta ante cada idea que se nos mete en la cabeza: la de plasmarlas por escrito. Escribimos para no volvernos locos, para no notar su ausencia.
  • Escribimos para sobrevivir. Trabajamos de la escritura. Puede gustarnos, pero lo que importa acá es que nos da de comer. Escribimos para cobrar una paga por cada letra.
  • Escribimos para terminar lo que empezamos. Más clarito, échenle agua. Somos responsables y no nos damos por vencido. Si empezamos a escribir algo, lo terminamos. Y punto.
  • Escribimos para viajar con la imaginación. La opción más poética. La escritura como evasión. Escribimos para irnos a visitar otros mundos, otras historias, y conocer otras personas. Dejarnos llevar por otras vidas.
  • Escribimos para dar cuenta de lo que sabemos y pensamos. Probablemente la opción más "escolar". Escribimos para transmitir información que sabemos y que otros pueden desconocer. Escribimos para decirle algo al mundo. Acá, de pie y con la frente en alto: "esto soy yo".
  • Escribimos para convertirnos en lo que queremos ser. Escuchamos el término "escritor" y se nos revuelve el estómago. Mariposas por todos lados y un globo sobre nuestras cabezas en el que nos vemos dentro de unos diez años como todos unos escritores bien reconocidos y talentosos. Soñamos con conevertirnos en eso, lo anhelamos con el alma y no vamos a parar hasta intentarlo. Escribimos para querer cada vez más a la escritura.

Así que... ¿cuál marcan ustedes?

¿Otra que no está? ¿Cuál?

Fuente: De la imagen, Google Imágenes.

11 comentarios:

oO mâr!âNâ Oo dijo...

Ay, es complicado solo escoger una, pero creo que me iré para sacar todo de adentro, la alegría, la tristeza, todo, y eso nos ayuda a aprender y mientras más lo hagamos más nos perfeccionamos....

Mario dijo...

yo lo hago ultimamente para sobrevivir

Angela dijo...

Me inclino por la opción de escribir para viajar con la imaginación, ¡es que me encanta! Aunque también he de admitir que en un futuro sería feliz de escribir para sobrevivir, a la vez que sigo viajando con la imaginación. No necesito fama ni fortuna: solo un lindo trabajo en el que yo pueda escribir y ser feliz sin tener que preocuparme si voy a poder comer o no. ¡Vaya sueño, eh!

Arantxa y Aran dijo...

¿una sola? eso si que es dificil >_<
supongo que la de escribir para viajar con la imaginacion, me encanta meterme en la piel de un personaje que no se parece en nada en mí y meter en mis historias, en cada personaje, cada lugar, un poquito de lo que he aprendido y de lo que soy (por lo que tambien ocupa otras opciones). Creo que escribimos por todas las cosas que has dicho y que por eso mismo guardar un cuento en el ordenador de hace tanto tiempo lo sentimos y guardamos como un tesoro.

Me ha gustado mucho la entrada, como siempre super currada, muaks! ^o^

*Arantxa*

AureaAspen dijo...

Sin duda alguna la última opción. Puede que sea dentro de un año o dentro de 20, pero "...no vamos a parar hasta conseguirlo".

Hay que ser cabezotas y obstinados y pesados.

No hay que decir: ¡Lo intentaré!

No, lo que hay que decir es: ¡Lo conseguiré! Aunque tenga que ir al mismo fin del mundo, ¡por mis narices que lo hago!

(Esta es una de mis típicas frases de las que me siento más orgullosa, jeje)

Chule dijo...

Está dificil. Elegir una sola es casi imposible... Pero, y sin ofender, me quedo con una razón que leí una vez en un cuadernillo de un Taller: Escribo para completar mi mundo; para, mediante las palabras, crear ese Universo que tanto deseo, esa vida que anhelo tener, esos sueños que espero cumplir.

Te dejo un beso!!!

Rocío dijo...

Hola a todos/as!

Muchas gracias por dejar todos su opinión. Yo creo que por ahora me quedo con la cuarta, escribo para vivir. Para mi la escritura siempre fue una hermosa necesidad, no puedo no escribir, aunque quisiera. Me volvería loca.
Aunque también hay un poco de "para terminar lo que empecé" y "convertirme en lo que quiero ser". Y si bien también hay bastante de "para viajar con la imaginación", creo que en tal caso a esta altura de mi vida sigo prefiriendo la lectura.

Síntesis, me quedo con la cuarta.

Ángela: me gusta tu sueño! Y vamos que nos parecen imposibles hasta que se cumplen, así que ¡ánimo!

Arantxa: sí, supongo que ahora que lo ponés así, puede ser que la finalidad que le demos a la escritura sea también el motivo por el que la consideramos nuestro tesoro.

Aurea: ésa es la actitud que se requiere! :D

Chule: ¡cómo me voy a ofender! Para nada. Es más, me alegra que surjan otras opciones. Y me gusta esa idea. Creo que también me declino por esa un poco. Pero, principalmente, lo hago para vivir.

Saludos a todos/as!
Gracias por comentar!

Rocío.

AureaAspen dijo...

Saludos!

Te he dejado un regalito en mi blog!

Pásate a recogerlo!

Amparo

Rocío dijo...

Hola Aurea! :)

Allá voy..
¡Muchas gracias!

Rocío.

Wallo Girl dijo...

Para qué escribo?

Te puedo responder al por qué, pero al para qué...

Estoy de acuerdo con varias de tus opciones (no puedo decirte una, lo siento xD: la 1, la 2,la 3,la 4,la 7,la 8 y la 9.
Vale, me acabo de dar cuenta que la única con la que no me identifico es con la de para sobrevivir xD.
Yo no me veo sobreviendo escribiendo, no creo que sea algo que me pueda dar dinero en un futuro (aunque me ha dado ya dinero, pero me refiero a que no me veo trabajando como escritora...)

Así que me temo que no te puedo responder a esta pregunta, Rocío. u.u

Rocío dijo...

Hola Wallo Girl! :)

No responda que nadie la obliga, entonces. No hay problema.
Ya haré otras preguntas para hacerle trabajar la cabeza, jaja. Me gusta ser un mosquito molesto.

Saludos!
Rocío.