lunes, 28 de septiembre de 2009

Deseos inalcanzables; la frasesilla de esta semana

Hoy estuve leyendo mucho sobre la vida del autor que nos trae la frasesilla de esta semana.

Encontré varias frases de él que me gustaría compartirles, así que es altamente probable que nos vuelva a visitar en otra ocasión.

Disfruten de esta primera vez.

"Para un auténtico escritor, cada
libro debería ser un nuevo comienzo en el que él intenta algo que está más allá de su alcance."

Ernest Hemingway, escritor estadounidense.
Solemos decir que tanto la escritura como la lectura nos ayudan a evadirnos y a vivir experiencias que en la vida real quizás no tenemos la posibilidad de vivenciar.

Pero hablando más en particular, ¿qué cosas exactas les gusta sentir que alcanzan y que "viven" (de alguna manera) con el solo hecho de escribir algo? ¿Por qué creen que sea tan necesario o que puede resultar interesante para algunos eso de escribir sobre deseos y experiencias inalcanzables? ¿Será que el mismo hecho de que sean inalcanzables los vuelve un reto, una adicción?
Un ejemplo claro es para aquellos que escribimos fantasía, por supuesto.

Pareciera que en las historias fantásticas todo es un gran deseo inalcanzable, todo lo que leemos y escribimos como fantasía quisiéramos que fuera real. Al menos en parte.

¿Pero y los que no escriben fantasía?
¿Y los que no leen fantasía?

Entonces, ¿cuáles son esos otros deseos bien reales que o aparecen explícitos o se ocultan tras una túnica de mago, un par de colmillos o una cola de sirena?

En una pregunta, ¿qué nos motiva a aceptar el trato que nos propone un autor para mentirnos durante un tiempo ilimitado y para hacernos creerle cada palabra?
Eso por un lado. Pero y ¿si la frase, en realidad, se refiere al hecho mismo de escribir?
¿Hemingway no estará intentando decir que lo que intentamos cada vez que nos disponemos a escribir es algo inalcanzable?
En ese caso, escribir se vuelve una práctica inalcanzable.
Tal vez, me parece, que todo lo que pensamos y sentimos sea imposible traducirlo al papel.
Pero entonces, ¿por qué intentarlo?
Misteriosos deseos inalcanzables que nos hacen prometernos y jurarle al mundo que, si queremos, creemos en una mentira que nos haga feliz. Quizás, no esperamos que eso inalcanzable se vuelva alcanzable, sino simplemente que nos robe una sonrisa, un sobresalto, una lágrima, un suspiro, un latido, una gota de sangre... antes de devolvernos la vida de manera tan fugaz como un punto final.
Fuentes: De la frase, frasesypensamientos.com.ar ; de la imagen, Google Imágenes.

4 comentarios:

Deigar dijo...

Exactamente tu último párrafo. Nos gusta crear una mentira que nos haga feliz; de todas formas seguimos siendo unos inventores ¿no crees?
No por querer alcanzar un deseo, sólo por el hecho de escribirlo, los hace especial.

Saludos!

Wallo Girl dijo...

Tu último párrafo me ha conmovido, sobretodo la primera frase.
Si a alguien le queda alguna duda de que eres escritora (sí, afirmando) sólo tiene que leer esa frase, para ver que destilas creatividad por tus dedos.

Y bueno, ahora cogiendo la frase de Deigar de que somos inventores, no estoy exactamente de acuerdo, yo diría "creadores".
O ahora que lo pienso... si partimos de que creamos una mentira, también valdría el término de "ilusionistas", creo yo.

Saludos ^^

PD:¿Qué tal el tiempo por ahí? xD Aquí ya es otoño y hace más frío, ¿y vosotros cómo lo lleváis?

Mariana dijo...

AAA! toda la entrada me encantó!! Las últimas frases O_o Para mi es del todo cierto. Me gusta evadirme de la realidad un rato, olvidarme de mis problemas y mentirme a mi misma pensando que todo lo que leo o escribo, podría ser realidad. Hay sueños inalcanzables y fantasiosos, que pueden hacerse realidad con un poco de tinta y papel. Hechamos volar nuestros deseos al escribir, y nos sumergimos en una alegre mentira al leer, antes de devolvernos la vida de manera tan fugaz como un punto final.", en el caso de la ficción sobre todo.

Saludos!^^

Rocío dijo...

Hola a todos/as! :)

Vuelvo a responder en conjunto porque todos dicen cosas que quiero destacar y relacionar.
Creo que Deigar tiene razón cuando dice que no solo por el hecho de escribirlo, el deseo se vuelve especial. Me parece que también "creamos" la sensación que nos hace creer que es especial. Por eso, quizás para otro no lo sea.

Wallo Girl... me fascinó la idea de "ilusionistas". Creamos y creemos en una mentira porque sabemos que es mejor que cualquier verdad. Y tratamos de que los demás vean lo que nosotros vemos y no intenten averiguar qué hay atrás.

Y, por último, me gusta cómo Mariana le da vuelta al asunto.
Veníamos diciendo que creamos una mentira para evadirnos de la realidad, pero Mariana tira este bocadillo "Hay sueños inalcanzables y fantasiosos, que pueden hacerse realidad con un poco de tinta y papel."
Ajá, interesante. O sea que vamos de la realidad a la mentira y de la mentira a la realidad.
Yo lo veo con dos opciones entonces, dos caminos a elegir:
- o nos creíamos tanto eso que creamos que se volvió de alguna manera nuestra realidad;
- o nada puede escribirse totalmente como mentira, siendo nosotros tan reales.Es decir, siempre en algún lado saltará la realidad. No podemos ocultarla por completo.

Creo que este fue uno de los "mini-debates / remolino de opiniones" que más me gustó. Uno de los que más me dejó pensando.
Ahora, vayan, mis pequeños valientes, a creer en mentiras y a crear verdades.

Saludos,
Rocío.

P.D para W.Girl: gracias por lo que pusiste en tu primer párrafo. No sé si es para tanto, pero igual me hizo sentir muy bien ^^ ¡Gracias por creerlo!
En cuanto al tiempo, acá estamos en primavera, pero hace frío la mayor parte de los días. Algún que otro día de sol, pero nada de remera y short :S