lunes, 14 de septiembre de 2009

Más claro... ¡echále espejo!; la frasesilla de esta semana

Hablábamos de lectores.
Pero, ¿y de nosotros como lectores?

Si en un universo paralelo tuviéramos la posibilidad de leer nuestros textos como cualquier otro lector, ¿qué esperaríamos encontrar en ellos?
¿Nos desilusionaríamos? ¿Nos enamoraríamos de ellos?

Resulta ser que...

"Un libro es un espejo: nunca un asno puede esperar verse reflejado en él como un apóstol."

G. C. Lichtenberg, escritor alemán.
Conclusiones:
  • Somos lo que escribimos y lo que escribimos somos.
  • Dime qué lees y te diré quién eres.

¿Qué opinan ustedes de sus textos? Traten de mantenerlos con una buena reputación. Están hablando de algo tan propio que, cuando se distraen, se convierte en ustedes mismos.

Anuncios parroquiales:

1) Ya sé que no terminé de contestar los comentarios de la entrada anterior. Voy de a poco porque hay bastante debate por ahí y quiero pensarme bien las respuestas.

2) En esta semana el nuevo Pasando la Palabra. ¡Atenti!

3) Estuve bastante reacia aceptando gente como seguidora en el Twitter este último tiempo. Si llegué a blockear a alguien que de verdad sigue el blog o me sigue a mí (¿?) o sea, que no es seguidor spam, sepan disculpar las molestias y avíseme para reparar mi error. Gracias.

Fuentes: De la frase, La pequeña gran enciclopedia del escritor; de la imagen, Google Imágenes.

9 comentarios:

  1. Hola amiga linda , esta muy buena esta reflexion y esta frase y sabes es muy cierto ya que como dicen por alli nosotros somos el reflejo de nuestros padres o nuestros actos reflejan lo que somos, si aplicamos el primero deberiamos decir que somos los padres de nuestros escritos y por ende ellos no reflejaran en uno u otra manera a nosotros!!! espero verte pronto ppor mi blog!!!!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Gran frase, y bueno no creo desviarme hacia mi cuando escribo, pero puede que en muchos si suceda.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Las dos conclusiones son tan ciertas!
    a mi jamas me verán leyendo un libro en el cual en ninguna parte aparezca la palabra AMOR jaja
    y lo de que somos lo que escreibimos tambien es cierto =D

    ahora, esta reflexion esta un poco dificil para mi! si antes no sabia muy bien de que hablaba y que pensaba ahroa menos! jaja
    estoy de acuerdo, pero no puedo dar muchos fundamentos!
    o debo poner mis ideas en orden o me faltan un par de horas de sueño jaja

    me pasare a leer las otras opiniones.. quizas asi logre poner en orden mis ideas XD

    ResponderEliminar
  5. Muy buena la frase!
    Y puf, me encantaría leer mis textos siendo una simple lectora... xD

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola ANDY! :)

    Exactamente. Creo que tiene mucho que ver con el estilo (del que tanto hablamos siempre).
    Es algo que no podemos evitar. Todo lo que escribimos tiene huellas nuestras.

    Saludos,
    Rocío.

    ResponderEliminar
  7. Hola Deigar! :)

    Quizás a veces es difícil de notar, pero seguramente se encuentra algo tarde o temprano.

    Saludos, gracias por pasar!
    Rocío.

    ResponderEliminar
  8. Hola GIULY! :)

    Somos unas cuantas románticas por acá.
    Pensála y repensála cuántas veces quieras ;-)

    Hasta la próxima!

    Saludos,
    Rocío.

    ResponderEliminar
  9. Hola WALLO GIRL! :)

    Sí, quién pudiera separse tanto de sí mismo, no?

    Gracias por pasar y comentar siempre!
    Saludos,
    Rocío.

    ResponderEliminar

...Eres lo que escribes...