lunes, 2 de noviembre de 2009

¿Mentiras verdaderas o verdades mentirosas?; la frasesilla de esta semana

2 de noviembre. ¿No les parece que acabo de decirles que EscrituraLandia cumplió 7 meses?

Bueno, los días han pasado más que veloces y ya estamos cumpliendo 8 mesesitos. Wow, ya cada vez falta menos para el año.
Y como todo segundo de mes, hoy nos transportamos con la vista a Lugares Impresionantes. Sí, colegas, bajen bajen rápido hasta el final del blog y disfruten su estadía visual en España, primero, e Italia, después.

Ejem, ejem... ahora, lo principal de esta entrada. La frasesilla que nos acompañará esta semana dice:
"Es tan difícil decir la verdad como ocultarla".
Baltasar Gracián, escritor español.
Una vez leí que la literatura consiste en un contrato implícito entre un escritor y un lector en el que el primero le cuenta una mentira al segundo y éste, aun sabiendo que no es verdad, la cree como si lo fuera. Quizás es gracias a ese acuerdo que la literatura ha triunfado por sobre otras artes y se ha mantenido desde tiempos remotos hasta hoy.

Pero a veces me pregunto si son mentiras verdaderas o verdades mentirosas las que leemos y escribimos a diario. Es decir, si realmente "inventamos" (prefiero decir "creamos", pero para hablar de mentiras queda mejor el verboide inventar) cosas y otros se las creen como ciertas o si decimos cosas ciertas camufladas en maneras inventadas para decirlas.

Creo que siguiendo cualquiera de los dos caminos hacemos literatura. No son ideas excluyentes. Quizás a veces decimos más verdades que mentiras, mientras que otras más mentiras que verdades. Sea como sea, la literatura parece ser un cruce entre certezas y declaraciones falsas; y, como ya habrán adivinado, entre realidades y fantasías.

Ahora, volviendo a Gracián y cambiándole una palabra, ¿qué opinan? ¿Escribir una verdad es tan difícil como ocultarla?
Fuentes: De la frase; La pequeña gran enciclopedia del escritor, Ediciones De Mente, 2004, Buenos Aires. De la imagen, Google Imágenes.

8 comentarios:

xikitas dijo...

Esa frasecilla es impresionante, y más aún las concluciones posteriores.
Como ya dije en otro blog: cuando "imaginamos" y cuando "vivimos" nuestro cerebro funciona exactamente igual. Algo bastante alucinante. Y la literatura es un ejercicio extraordinario de imaginación que todo lector hace suyo a través de su experiencia vivida. Por tanto, quizá la mentira no lo sea tanto, por parte del escritor que vuelca parte de su ser en lo escrito ni por la del lector que hace propio lo leído.

➹Clau dijo...

Esta entrada me hizo pensar en Gabriel Garcia Marquez y su realismo magico, donde se ve la magia y fantasia de las cosas en su manera de redactarlas que podriamos tomarlas como mentiras, pero también la realidad de las cuales provienen, las verdades. En si la literatura es un mundo inmenso donde se puede jugar con ambos aspectos :)

Saludos!

signustraveller dijo...

Mhm... Hay un 50% de verdad y un 50% de mentira en todo lo que hacemos en el día a día, no sólo en la escritura xD

Besittos!!

(Chule)

Deigar dijo...

Pues no voy a decir nada. Primero porque ya lo dijiste todo =), lo cual siempre me gusta. Segundo porque la frasesilla me gustó bastante, y pues prefiero analizarla yo.

¡Saludos!

♪Mariana *-° dijo...

si, una mentira puede herir tanto como una verdad.

Me gusta pensar que son mentiras que nos creemos tanto que se vuelven reales para nosotros y para los que las leen.
Así que me suena mas mentiras verdaderas, mentiras que son "inventadas" pero que al fin, se vuelven tan reales que se sienten de verdad.
Verdades mentirosas, mm son verdades pero resultaran mentiras por el hecho que no existen en realidad? no, son reales para cada quien, y eso las convierte en verdad.

A mi me parece así,
de la frase has sacado un argumento que me encantó, decir la verdad cuesta pero mentir también. Sobre todo si lo que ocultas es algo de valor para ti..

Saludos! pasa una linda semana, bueno, lo que queda de ella ^^

Rocío dijo...

Hola a TODOS/AS! :)

A ver si coincidimos en conclusiones:
1_ La "línea" que divide verdad de mentira no es clara. Pareciera que ni nosotros sabemos en qué momento de nuestra escritura empezamos a "mentir".
2_ Dice XIKITAS algo así como que si al vivir, imaginamos, lo lógico es que al imaginar, vivamos. Muuy buena idea. O sea que no solo hay verdad/mentira sino también dos vidas (que no tienen por qué confrontarse).
3_ CLAU nos trajo el realismo mágico. Qué aporte! Es cierto. Ya con ese nombre nos damos una idea... Si es real, ¿cómo a la vez es mágico? Ahí tienen otra definición de literatura, magia real.
4_ MARIANA apunta lo de la credibilidad. Entonces, pienso en las hadas. ¿Vieron que la leyenda dice que las hadas existen solo si se cree en ellas? Bueno, me hizo acordar. Si una historia nos hace creer que es cierta, para nosotros de alguna manera lo será. Las historias no tienen que ser verdaderas, tienen que ser verosímiles.

Saludos! A seguir pensando y relacionando cosas!
Hasta la próxima frasesilla.
Rocío.

Lorena dijo...

Es una frase tan cierta, y dolorosa.
Creo que lo difícil depende de a quién afecta esa verdad.

Rocío dijo...

Hola LORENA!

Bienvenida al blog.

En algún sentido, ya escribir es doloroso.
¿A cuál verdad te referís? ¿La que se dice o la que se oculta?
¿O ambas?

¡Gracias por comentar!
Saludos,
Rocío.